10 mitos del marketing de influencers

Written by Delphine Benedic

agosto 5, 2021

El marketing de influencers ha evolucionado mucho en los últimos años y gracias a ello, hemos escuchado muchas cosas sobre ese campo. Cada semana se escriben decenas de artículos. Entonces, ¿cuáles son los 10 mitos más frecuentes del marketing de influencers? ¿Qué deben entender las marcas antes de invertir tiempo o dinero?

 

1. El marketing de influencers consiste en generar contenido online.

¡Falso! Los influencers también pueden compartir sus experiencias con el producto con amigos y familiares en la vida real. Los canales offline son tan potentes como los digitales. El tamaño de la audiencia se puede equilibrar con la cantidad de influencers activados para organizar eventos en casa, pruebas de productos, correr la voz, distribuir cupones… Por lo tanto, atraer tráfico a las tiendas e impulsar las ventas.

2. Online, las redes sociales son el lugar de los influencers.

Las redes sociales son indudablemente importantes para los influencers, ya sea Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest, Youtube, Twitch, Tiktok… depende de los objetivos de la marca y de su grupo objetivo. Sin embargo, el mundo online es más amplio. Los influencers tienen un papel que desempeñar en los foros, las páginas web de las marcas y las plataformas de comercio electrónico, por ejemplo, calificando los productos y publicando reseñas.

3. Cuanto más grande, mejor con macro y star influencers.

No necesariamente. Ciertas categorías de productos van dirigidas a comunidades nicho con una fuerte experiencia en un campo en particular (por ejemplo, la comida vegana) por lo que los micro influencers son ideales para una mejor conversión. Incluso para las marcas orientadas al lifestyle, la búsqueda del alcance debe contrarrestarse siempre con la búsqueda de la credibilidad y el compromiso. Las marcas deben centrarse en encontrar un punto de equilibrio entre un contenido creativo y coherente, garantizando así la autenticidad de sus mensajes.

4. Los influencers son todos de pago o trabajan por incentivos.

Los influencers profesionales pueden recibir una compensación económica, los colaborativos no. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de influencers colaborativos? Consumidores que se asocian a las marcas para promocionar un producto tras una experiencia gratuita. Generalmente se encuentran en las categorías de nano influencers (menos de 1.000 seguidores) y micro (1.000 a 100k). Hasta alcanzar cierta popularidad, estos tienen un nivel de compromiso elevado a la hora de llevar a cabo las misiones sin pedir un pago a cambio.

5. Sólo los Millennials y GenZ o sus seguidores son influencers.

Ese factor depende de cada plataforma. Por ejemplo, la edad media de un usuario de Pinterest es de 40 años. El 26% de los usuarios de Twitter tiene entre 30 y 49 años. En Estados Unidos, el 62% de los mayores de 65 años están en Facebook (Omnicore Statistics). Offline, cualquier persona puede recomendar un producto o servicio a su entorno, siempre y cuando esa marca y/o producto sea acorde a la persona: por ejemplo, una crema antienvejecimiento para mujeres mayores.

6. Influencia para promocionar una marca o producto.

Los influencers pueden guiar a su entorno, a sus comunidades online… Y a las marcas a través de un diálogo directo, una encuesta o una campaña de co-creación. Pueden ayudar a las empresas a tomar las decisiones correctas en términos de producto, envase y comunicación antes de su lanzamiento. Recoger sus comentarios y opiniones también es valioso en cualquier etapa del ciclo de vida de un producto, para mejorar continuamente el marketing mix y su eficacia.

7. No es posible medir el ROI de una campaña.

La influencia offline permite a las marcas impactar en las ventas de sus tiendas y medirlas gracias a los panelistas (IRI, Nielsen o GFK). En TERRITORY Influence, un análisis de más de 40 campañas dio como resultado un ROI medio de 4 euros. El 83% fueron rentables en un corto período de tiempo, que es de 3 meses. También se puede hacer un seguimiento de las ventas online y del ROI con enlaces de afiliados o códigos de descuento personalizados.

8. Cualquiera puede gestionar una campaña de influencers.

Sin duda, es más fácil gestionar 2-3 macro-influencers que 5.000 nano-influencers. Independientemente de la tipología, el marketing de influencers requiere de una fuerte tecnología, conocimientos específicos y mucho tiempo. Por eso recomendamos que las marcas se apoyen en expertos para garantizar no sólo el éxito de sus operaciones, sino también su eficacia.

9. El marketing de influencers es súper caro.

Los costes varían en función de múltiples factores, como el número de participantes, su público, las misiones que se les pide que cumplan, la duración de la campaña, etc. Se pueden encontrar soluciones para todos los presupuestos, sobre todo ahora cuando se sabe que no todos los influencers son de pago.

10. Las campañas son grandes one-shots.

A menudo, las marcas activan esta palanca de marketing para la innovación de productos o para destacar. Por su parte, los influencers deben ser considerados como socios a largo plazo para humanizar las comunicaciones y añadir credibilidad a un plan de medios de 360º con un aprovechamiento continuo de los contenidos. Como cualquier otro tipo de canal (TV, digital, OOH…), debe integrarse en los planes estratégicos anuales. Kantar ha confirmado su eficacia para la creación de marcas a largo plazo.